D. Fermín Pérez, sentado en el centro de la imagen, en una de sus últimas apariciones en público con el rancho

 

 

 

Fragmento de la entrevista a D. Antonio Amado de 85 años de edad (23 de Marzo de 2001). D. Antonio nos habla del día de año nuevo en la plaza del municipio y del cura párroco D. José Falcón Negrín, que agasajaba al rancho con una "perra chica" y una copita de ron. Termina cantando a capella su versión del misterio a San Miguel Arcángel.

 
 
 
 
 

Estilos y temas del Rancho de Ánimas de Valsequillo

Existen tres tipos de coplas atendiendo a su temática:

            - El canto a las Benditas Ánimas del Purgatorio.

            - Los cantos por flores.

            - El canto por misterios, relacionado con historias bíblicas.

De todos ellos la copla a las ánimas benditas es la más importante  ya que responde a la función primitiva y original del rancho. El Rancho iba por las casas cantando estas coplas a los difuntos de los familiares que pagaban su limosna al Ranchero.

El canto por flores era interpretado generalmente por algún miembro del rancho que tenía especial gracejo para ello. Generalmente se hacía cuando ya se había terminado de cantar a las ánimas, aprovechando la facilidad improvisatoria de algunos de los miembros del rancho. D. Fermín Pérez (ya fallecido, imagen de la izquierda), uno de los grandes cantadores por flores que ha tenido el rancho en los últimos tiempos, nos contó con especial socarronería: “en las noches de rancho yo echaba a pelear cantando a muchas parejas y luego, cuando  quería, las volvía a ajuntar de nuevo […].”

Para el canto o copla de misterio, D. Antonio Amado, ya fallecido (imagen de la izquierda) nos comenta: “se necesita conocer muy bien la Biblia y haber ido mucho a misa. Luego, hay que saber amarrar bien la copla […]”. Experto cantador conocía casi todos los misterios a la perfección.

Debemos distinguir por un lado al cantador de alante o solista, que es la persona que improvisa los versos y, por otro, a los respondedores que deben estar siempre atentos a lo que canta éste.

Las coplas se componen de "tumbas" (estrofas de cuatro versos) y de "medias" (dos versos) y el canto se improvisa sobre la marcha la mayoría de las veces. A la forma de enlazar los versos se le llama “amarrar" la copla, convirtiéndose en algo ingenioso y complicado de realizar.

Presentamos en primicia una presentación en Flash donde se muestra, paso a paso, el arte de "amarrar" la copla. Una vez abierta la presentación, recomendamos ampliar la imagen haciendo click sobre el icono que aparece al lado del volumen. Pertenece a una actuación editada en CD, con motivo del Bicentenario de Valsequillo el día 8 de enero de 2000. Canta D. Francisco Sánchez  (abajo a la derecha).

 

 

 

Cantadores de alante

D. Antonio Sánchez (izquierda) y D. Miguel Calderín. Entrada a la Iglesia de San Miguel Arcángel en Valsequillo. Han sido dos de los excelentes cantadores que ha dado el rancho.

D. José Antonio Sánchez y  D. Francisco Sánchez (padre e hijo). José Antonio ha heredado su afición de su padre y de su tío D. Fermín Pérez.

 

Web creada por Juan José Monzón - 2009