Instrumental del Rancho. Foto de Carmelo Sánchez -Fiapocolor

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pandero de sonajas

 
 

 

 

 

Tambor

 
 
 

Instrumental

Los viejos del rancho utilizan la palabra “sones” para nombrar, en plural, al instrumental que conforma esta agrupación, siendo una música esencialmente percusiva.

En el rancho se combinan instrumentos de percusión con instrumentos cordófonos (de incorporación tardía). Entre los primeros tenemos: espadas y tambores, así como panderos de sonajas o de sacudir. Con ellos se realiza el ostinato rítmico que caracteriza a esta música.

Entre los instrumentos cordófonos se cuenta con: guitarras, timples, un laúd y un violín. Hay que resaltar que estos instrumentos de cuerdas se tocan afinados, a diferencia de otros ranchos de la isla.

 

D. Agustín Calderín nos realiza una muestra del toque de timple

 

Sones característicos y primitivos del rancho (Instrumentos de fabricación casera con materiales reciclados)

 

1. Metal: espadas

Según cuentan los mayores, guardan un antecedente o relación con las espadas utilizadas en las guerras macabeas, de donde se argumenta esta tradición. Son unas varas alargadas de metal, de alrededor de un metro de longitud, que simulan ser sables. Se percuten con otra vara o baqueta más fina y más pequeña, también de metal.

 

Ejemplo del toque de la espada

2.  Parche y Metal: panderos de sonajas o de sacudir.

D. Manuel Lorenzo Perera realiza la siguiente descripción: su parche está hecho de piel de cabra y las arandelas son  de lata. Está provisto de unas esquilas y cascabeles,  de fabricación industrial, que van clavadas a una vara de palo diametral y a los aros internos del instrumento. Se toca, como su nombre indica, sacudiéndolo con una o dos manos. A veces también se sostiene con una mano, que es la que sacude, mientras la otra percute el parche.

 

 

Pandero de sonajas

3.  Parche: tambor.

Su armazón, de forma ovalada, se recubre de dos parches de cuero de macho cabrío, cosidos entre sí en zigzag con una tira de piel. Según Pino Cossío, artesana de tambores y panderos, es una de los modelos más primitivos de nuestro Archipiélago.

Para percutir el tambor se utiliza un palo fino de unos 30 centímetros de madera de acebuche. Lo normal en el rancho es que se utilice un sólo tambor.

 

 Toque de tambor y pie de copla